¿Prediabetes, es o no es diabetes?


Antes de profundizar en qué es prediabetes me gustaría comenzar platicando


qué es lo que pasa por nuestra mente cuando nos dicen: tienes prediabetes.

Podría ser en primer lugar sentir rechazo, no saber o no querer creer lo que nos están compartiendo. ¿Qué es prediabetes? Quizá nos podamos preguntar. El termino “pre” significa antes, entonces, ¿estaré antes de la diabetes?.

La respuesta es: sí, la prediabetes es una señal de alerta que nos dice que algo no está funcionando como debería en nuestro metabolismo de glucosa. Un diagnóstico de prediabetes nos indica que la glucosa está un poco más elevada que lo normal pero no lo suficientemente alta como para un diagnóstico de diabetes.

Decimos que es una señal de alerta porque si se realizan algunos cambios en los hábitos de alimentación así como en el estilo de vida se puede evitar que esos niveles de glucosa se eleven y tengamos un diagnóstico de diabetes.

¿Cómo saberlo?

Esto es muy importante porque como la glucosa en sangre no está TAN elevada como con la diabetes no se presentan esos síntomas característicos de la diabetes: sed, perdida de peso, ganas de orinar de forma frecuente, cansancio excesivo. Por ello el diagnóstico de prediabetes suele ocurrir en estudios de rutina o cuando vamos al médico y nos pide estudios de laboratorio que no tienen relación con diabetes. Es decir, la mayoría de los diagnósticos de prediabetes son fortuitos.


Existen algunas pruebas que pueden ayudarte a ti y a tu médico a identificarlo:

  • Hemoglobina Glucosilada (A1C). La HbA1c nos da el promedio de glucosa de los últimos 3 meses. El resultado se nos da en un porcentaje con el que podemos conocer aproximadamente cuál ha sido el promedio de glucosa de esos meses usando la siguiente formula:

28.7 x A1c - 46.7 = glucosa en sangre.

Este resultado no significa que siempre estés en ese nivel de glucosa, recuerda, es un promedio por lo que si te tomas una glucosa en sangre y no sale ese número no significa que alguno de los estudios estén mal, es solo el promedio.


También puedes usar tablas que nos ayudan a identificar aproximadamente cuál es tu glucosa en sangre, a continuación te comparto una que puedes descargar.


Si el resultado de Hemoglobina Glucosilada A1c se encuentra entre 5.7 – 6.4% se tiene el diagnóstico de prediabetes.

  • Análisis de azúcar en sangre en ayunas. Una toma de muestra de sangre después de no haber comido nada durante 8 horas.

Si el resultado se encuentra entre 100 y 125 mg/dL (5.5 – 6.9 mmol/L) se suele pedír tomar otro resultado en otro día o bien, corroborar con otro estudio como HbA1c o una prueba de tolerancia a la glucosa.

  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Se toma una muestra de sangre después de un ayuno de 8 horas, se bebe una solución azucarada, se mide la glucosa dos horas después y se compara los resultados.

Esta prueba es muy utilizada para el diagnostico de diabetes o prediabetes sin embargo no es muy cómoda para las personas que se las realizan especialmente por el tiempo de espera, Si el valor se encuentra entre 140 - 199 mg/dL (7.8 – 11.1 mmol/L) se diagnostica prediabetes.

¿Y ahora?

Al ser un estado de alerta nos da la oportunidad de tomar acción y evitar desarrollar diabetes tipo 2. ¿Cómo? Haciendo cambios que pudieran parecer obvios pero en ocasiones no es sencillo ya que es romper con costumbres que hemos tenido durante años. Aquí te comparto algunas ideas:

  • Puedes comenzar evitando alimentos que tengan un alto contenido de azúcar como los refrescos, jugos, dulces, pasteles, galletas y alimentos ultraprocesados. Regresar a la alimentación más natural y tradicional es un buen inicio.

  • Mantenernos en movimiento. Esto no significa necesariamente hacer muchísimo ejercicio o inscribirnos en un gimnasio. Realizar actividad física cada día puede ayudarnos, podemos salir a caminar o hacer algunos ejercicios sin salir de casa nos puede ayudar. Existen muchos videos en linea para guiarnos.

  • Aprender a manejar el estrés. Lo sé, se dice fácil pero en ocasiones es muy complicado. Algunas técnicas para respirar pueden ser útiles incluso respiraciones profundas de un minuto. Las respiraciones profundas y conscientes ayudan a disminuir nuestra frecuencia cardiaca y disminuyen el “estado de alerta” de nuestro cuerpo que puede impactar en nuestra glucosa.

  • Buscar una alimentación equilibrada que nos proporcione todos los nutrientes y mantenga nuestras cifras de glucosa en niveles adecuados. En la diabetes y prediabetes no hay un alimento prohibido, tan solo hay que aprender a comerlos.


Pero, además de todo esto hay algo que necesito que sepas: ¡vas a estar bien!