Sobre el acceso a los básicos para sobrevivir con diabetes.

Hace unos días se estrenó la película en Netflix "Purple Hearts". La película toca varios temas importantes para quienes vivimos con diabetes pero hace hincapié en uno: el acceso a los básicos para sobrevivir con diabetes.




Sí, dije "sobrevivir" porque ahora, con los considerados "lujos" podemos vivir un poco menos agobiados por la diabetes en nuestro día a día. Pero, vivir y no solo sobrevivir es un derecho, o ¿no?. Si, en teoría sí, pero en la práctica no. Y eso no solo sucede en Estados Unidos, sucede en muchos países del mundo, en la mayoría podría decirse y hoy quiero platicarles un poco al respecto.


Primero hay que decir que sí, en Estados Unidos existen prácticamente todas y las más nuevas tecnologías de la diabetes que existen en el mundo. De aquí parten casi todas las imágenes que se ven, sí, esas que nos dan mucha envidia en los países a los que solamente podemos soñar con esas tecnologías y ni siquiera tiene que ver con el aspecto económico o de seguros médicos. Es que, simplemente, no existen y no se ve para cuándo van a llegar.


Sin embargo, no todos en Estados Unidos pueden tener acceso a esas tecnologías, no son gratis y aún teniendo algún tipo de seguro médico son cubiertas. Profundicemos.


Sí, en Estados Unidos puedes tener acceso a todo tipo de insulina y tecnologías que existan en el mercado. Para hacerlo necesitas contar con alguno de los siguientes puntos:


· Seguro médico con alta cobertura... y dinero.

· Seguro médico con alguna cobertura... y más dinero.

· Dinero, mucho dinero.


Para conseguir un seguro médico es necesario comprarlo o que te sea proporcionado por la empresa. Generalmente dependiendo del trabajo es el tipo de seguro que te proporcionan que puede ir desde cubrir lo básico hasta cubrir lo más avanzado. Tener un seguro médico ya sea comprado o no (por medio de tu trabajo), no significa que no te va a generar ningún gasto extra. Se tiene que pagar mensualmente y los pagos pueden ir desde aproximadamente $100US hasta más de $1000US. Algunos seguros cuentan con deducibles que van desde los $500US hasta más de $20 000 US. Algunos pagos de medicamentos, co-pagos y gastos médicos van a cuenta de ese deducible y al alcanzarlo dependiendo del tipo de seguro tus consultas, medicamentos o insumos pueden estar cubiertas al 100% o en un porcentaje. La diferencia de los seguros de gastos médicos privados en Estados Unidos a, por ejemplo en México (no conozco cómo son los seguros privados en otros países) es que cada año se reactivan, reinician o se pueden cambiar. Cada enero la cuenta que podrías llevar de tu deducible vuelve a 0. Es decir, si te faltaba poco para que ya te cubriera al 100% tus medicamentos en diciembre, en enero vuelve a comenzar. En México al comprar un seguro de gastos médicos privados una vez llegando al deducible ya no tienes que gastar nada de bolsillo, peroooooo, en México si vives con diabetes tipo 1 no eres elegible para ningún tipo de seguro de gastos médicos excepto en algunos casos en los que las empresas ofrecen un seguro de gastos médicos privado para empleados y después de una determinada cantidad de años las preexistencias pueden ser cubiertas.


En ambos países aún teniendo cobertura de seguro de gastos médicos privada hay desembolso de dinero y muchas llamadas de teléfono para pedir reembolsos, cobertura.

Sistema de salud público. En Estados Unidos algunas personas pueden tener acceso a servicios médicos por medio de Medicare que ofrece cobertura médica a personas mayores de 65 años y ciertas personas más jóvenes con determinadas discapacidades, de cualquier nivel de ingresos y Medicaid ofrece cobertura médica para personas de bajos ingresos. En algunos lugares puede incluir alguna tecnología pero prácticamente puede apoyar un poco a insulinas, jeringas. En México está el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que "sustituye" al Seguro Popular para quienes no cuentan con IMSS (Instituto Mexicano de Seguridad Social) o con ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado). Ninguno incluye tecnologías en diabetes, glucómetros y pueden incluir algunos tipos de insulina. Se está trabajando en algunos estados de la República Mexicana para lograr el acceso.


De bolsillo. ¿Qué significa esto? Desembolsar tu dinero para comprar las tecnologías, insulinas y demás sin ningún apoyo o descuento. Aunque algunas personas en Estados Unidos pueden pensar que la insulina en México es más económica que en su país la relación de los ingresos hace toda la diferencia. En México los ingresos son menores y la compra de esa insulina que les puede parecer "mas barata" a algunos es inaccesible para muchos.

En ambos países hay organizaciones no gubernamentales que pueden apoyar en el acceso a insulina como la Asociación Mexicana de Diabetes y algunas fundaciones. En Estados Unidos se pueden encontrar en la página de GetInsulin prácticamente todas las opciones de insulina disponibles y cupones para acceder a ellas.

También hay empresas que apoyan a las personas que viven con diabetes tipo 2 y que requieren de medicamentos orales, estudios de laboratorios, prescripción médica y atención por Especialistas en el Cuidado de la Diabetes encontramos que 9am.health puede ser una excelente opción.



Y al final, ¿Qué tiene que ver todo esto con la película?

Todo y nada. He leído quejas de que "cómo pueden quejarse en Estados Unidos si en otros países están peor", es "sencillo tener seguro en Estados Unidos y así se tiene acceso a todo", etc. Esos comentarios como los de "la insulina es mas barata en México" son tomados fuera del contexto y sin observar la realidad de cada lugar. Y como no es nuestro deseo ni nuestra búsqueda discutir qué y cuál es mejor lo único que podemos decir es:


Porque mientras exista una sola persona que tenga que tomar decisiones entre llegar al fin del mes, pagar renta o comprar insulina; si alguien tiene angustia que va más allá de vivir con diabetes y se transforma en ansiedad por el futuro económico; no poder dejar un trabajo porque sin el se pierde el acceso a servicios e insumos básicos y no básicos para el manejo de la diabetes. Entonces no estamos, ni un poquito cerca de donde deberíamos y merecemos estar.

No se trata de quién tiene más o quién tiene menos, se trata de que cada uno tenga justo lo que necesita para una condición de vida que nos ha llegado de sorpresa.


De ahí la importancia de los grupos de abogacía y de levantar la voz cuantas veces sea necesario para que nuestra maravillosa comunidad de diabetes tenga lo que necesita tener en cualquier lugar del mundo.



Nota: Cada estado de Estados Unidos tiene diferentes políticas, costos y apoyos. Este artículo fue creado para dar una idea general pero en ningún momento busca sustituir la información oficial y el contenido no debe ser empleado como fuente de información certera en relación a costos y cobertura de Seguros de gastos médicos privados.